Incluso en la hora más oscura

Incluso en la hora más oscura hay luz.

Luz que es testigo silencioso de tus miedos, que observa con atención, que sabe de ti pero que no juzga tu comportamiento.

Luz que ilumina caminos creados por nosotros mismos, tan escarpados y dolorosos que nos parecen dibujados por otros.

Luz que ilumina al inocente y al culpable, pues para ella todo es igual.

Silencio. Luz.

Ruido. Oscuridad.

Silencio. Paz.

Ruido. Todo lo demás.

Eterna luz, efímera realidad.

 

Anuncios